Logo Hipernova.cl
Una explosión de semillas en las húmedas praderas de tu mente



 

 

El origen de la guerra.

El origen de la guerra parece estar situado en la mayoría de los casos en la sobrepoblación de los territorios. Si bien hay pruebas fehacientes de pueblos milenarios que nunca hacen guerra (islas Andamán cerca de la India, los shoshoni de California y Nevada, los yahgan de la Patagonia, los semai de Malasia…), son excepcionales, tan excepcionales como los yanomamo (en la frontera entre Brasil y Venezuela), quienes sin estar sobrepoblados ni mucho menos (< 0,5 hab por milla cuadrada), hacen de todos modos la guerra. Éstos últimos nos hacen comprender que no es la sobrepoblación territorial la que conduce a la guerra sino la sobrepoblación ecológica, el agotamiento de los recursos (sobretodo) proteínicos de una zona. El autor señala que no es la guerra directamente la que reduce o frena el incremento poblacional; cita para demostrarlo las innumerables guerras en Europa durante los últimos cinco siglos, que no condujeron precisamente a una disminución de la densidad poblacional. La guerra frena el crecimiento poblacional indirectamente: zonas bélicas necesitan hombres para hacer la guerra o defenderse, de ahí que se privilegie sus vidas durante la niñez por sobre las niñas; el infanticidio femenino es muy común, encontrando tasas promedio en muchos lugares del planeta de 130 niños por cada cien niñas mujeres o todavía más. Si con diez mujeres hay diez o un solo hombre, da exactamente igual para el crecimiento de la población, pero la diferencia es notable entre una o diez mujeres. Por eso la ley tan antigua era, aunque al parecer inconsciente, menos mujeres, menos población. La guerra privilegiaba la existencia de más niños que niñas, de ahí que sea una manera indirecta de frenar la población. La guerra o la violencia parece ser muy antigua: se han encontrado cráneos de 500 mil años con claros indicios de golpe mortal o cavidades para extraer los sesos, una exquisitez alimenticia para muchos pueblos; pero no se sabe si son producto de la violencia o de la difundida costumbre caníbal de alimentarse con los restos de los parientes. La prueba más fiable del origen del belicismo son hasta ahora las fortificaciones, y la más antigua es Jericó, con fortificaciones de 9500 años.

La guerra más común entre cazadores-recolectores no era por territorio sino por agravios e injurias entre parientes. Cuando no hay un apego muy fuerte al suelo donde se vive, ni se tienen muchas cosas que perder, y además se vive migrando y no se tienen esclavos, el único motivo de guerra parece ser la ofensa. No se usufructuaba de la guerra más que indirectamente, cuando se echaba a una población de un territorio; pero en un principio no había botín, ni nuevos esclavos. El motivo de guerra parece haber sido también, en muchos lugares, el rapto de mujeres, sobretodo si tomamos en cuenta la inmensa difusión de las culturas polígamas donde la mujer escasea. La poligamia acumula tensiones y ejerce siempre una presión expansiva sobre la población masculina; dicha presión crece aún más si existe infanticidio femenino. Sólo así se explica que habiendo densidades bajas de población y relativamente abundante alimento, exista un fuerte belicismo en una región determinada.

El autor cita varias teorías sociales de la guerra, refutando la mayoría de ellas. La guerra como solidaridad ha sido postulada como una herramienta para fomentar la unión de los pueblos creándose un enemigo común; la refutación es que es una herramienta demasiado letal, que no explica el hecho de que los costos de la unión sean tan pesados para sus resultados. Otra teoría es la de la guerra como juego; se la supone un ejercicio psicológicamente provechoso a pesar de sus costos; en muchos lugares el mérito bélico no era considerado por la cantidad de muertes sino por las hazañas más arriesgadas; estimular la valentía y el culto al riesgo de esta manera podía ser provechoso para el progreso en general, pero otra vez las limitantes son los altos costos de la guerra; ¿porqué no incentivar el riesgo y la valentía mediante el deporte?. La teoría de la guerra que tiene como origen la naturaleza humana tiene muchos adeptos también, atribuyéndole al instinto, o a veces a los genes, el gusto por la guerra; esto es refutado por estudios que demuestran, como para los indios pueblo, que un tiempo fueron famosos por su belicismo mientras que ahora lo son por su cordialidad y pacifismo. “La intensidad y la frecuencia de la guerra son muy variables… No logro comprender cómo alguien puede dudar de que estas variaciones están provocadas por diferencias culturales más que genéticas, puesto que bruscos cambios de una conducta sumamente belicosa a una pacífica pueden producirse en una o dos generaciones sin que exista el más mínimo cambio genético”. Finalmente critica la teoría de la guerra como "política", como el medio para elevar el nivel de vida a partir de los botines, las conquistas territoriales, la esclavitud de los vencidos; dice que aquella es la realidad de la mayoría de las guerras entre los estados, pero que no es una teoría válida para las guerras entre los aldeanos o los cazadores-recolectores.

La respuesta al origen de la guerra entre los pueblos grupales debe buscarse en el equilibrio en las relaciones ecológicas y demográficas en el medioambiente; la tendencia parece ser siempre a reducir la densidad poblacional de los territorios, puesto que no había realmente botín en las guerras tribales, ni tampoco esclavismo (por falta de un aparato organizativo capaz de alimentar también a los esclavos, además de hacerlos trabajar). Pero si el motivo de las guerras tribales fuese el reducir o mantener constante la densidad poblacional para un territorio definido, tal intento estaría mal enfocado: en la guerra siempre mueren hombres, y muy pocas mujeres; y ya vimos que si la cantidad de mujeres se mantiene constante es imposible mantener constantes las poblaciones. Por lo tanto la respuesta, a primera vista, parece ser el mantener una densidad poblacional baja pero sin tomar un territorio definido, es decir, expandiendo la población humana por el planeta. Sin embargo, la guerra tiene una consecuencia indirecta, cruel pero efectiva, para tener un crecimiento poblacional bajo: el infanticidio femenino para favorecer la crianza de los futuros guerreros. Esto, dice, “es un “triunfo” excepcional de la cultura sobre la naturaleza”. A veces el infanticidio femenino ocurre sin la necesidad de guerra, como entre los esquimales, que necesitan realmente mucha fuerza muscular. Pero en zonas más favorables, “sería difícil mantener altos niveles de infanticidio femenino en ausencia de la guerra”. Entonces la pregunta de oro es: ¿por qué recurrir a la guerra para llegar al infanticidio femenino? ¿por qué no hacerlo directamente, razonando simplemente que mientras más mujeres, más alto será el crecimiento poblacional? Porque las mujeres son valiosas en muchos aspectos; si bien se sabe que nunca se dedicaron a la caza mayor, se ha demostrado que las mujeres de los pueblos horticultores son capaces de proveer de más proteínas al grupo que los hombres. ¿Por qué entonces no incorporar a las mujeres en la guerra? El autor responde que hacía falta mantener la supremacía masculina y su exclusividad bélica, establecer siempre que la mujer no es apta para la guerra, para de este modo seguir con el infanticidio femenino, principal recurso para frenar el crecimiento poblacional. Las hierbas abortivas o pócimas contraceptivas dice que son más parte del mito romántico que de la realidad, es decir, según el autor no existen abortivos naturales donde la madre adulta no corra el riesgo de morir.

Si te gustó compártelo:
 
 

Basado en:
Caníbales y Reyes. Los orígenes de la cultura.
Marvin Harris

1.- Natalidad y producción de alimentos

2.- El Origen de la Agricultura

3.- El Origen de la guerra

4.- El Origen del machismo

5.- Los primeros Estados

6.- El Reino caníbal de los Aztecas

7.- La domesticación de Animales

8.- Carne versus Cereales

9.- La vaca sagrada y el despotismo hidráulico

10.- El origen del capitalismo

11.- La burbuja industrial

Suscríbete a Hipernova!!
(es gratis, rápido y confiable!)

Ingresa tu email:

Delivered by FeedBurner


Google


Artículos:

Las energías renovables y el abastecimiento futuro
Este tipo de energías no podrán por si solas abastecer la demanda y cuidar el medioambiente
El dólar en El Salvador y Ecuador
Su evolución es estos dos países, las metas inflacionarias, ¿resultó?
La Influenza
Desde la pandemia de 1918 hasta las más recientes investigaciones.
El cacao
Su producción, su flor, su árbol y mucho más.
Dieta y longevidad
Comer menos alarga la vida, ¡está demostrado!
Plantas medicinales del Perú

Según el cronista español Manuel A. Fuentes (1861)
¿Gasolina producida a partir de CO2?
Un descubrimiento prometedor!
Pancho Villa.
Breve historia del héroe Mexicano
Resumen de la Ley de Drogas y Estupefacientes (Chile)
(lo legal y lo ilegal, conoce tus derechos)
El cigarrillo y la nicotina
Sustancias nocivas y un inesperado efecto benéfico de la nicotina.
El arsénico.
Veneno y ¿remedio?
Andrés Bello.
Breve reseña de su vida y su obra
Flores, jardines y parques
(fotos)
Yo soy Pablo Neruda

(video)
Entrevistas a Salvador Dalí
(videos)
Colección de fotos de Monos
(fotos)
Valparaíso Antigüo
(fotos)
Pinturas Surrealistas de pintores vivos
(fotos)
Fotofusión con Photoshop
(fotos)
La ciencia primitiva
(rituales, plantas, matrimonios, costumbres, entierros, una buena intro para conocer el mundo aborígen)
La historia de los mapuches

(cómo vivían, se organizaban, festejaban...)
La historia del LSD

(contada por su descubridor: Hoffman)
La vida, un estadio intermedio
(la evolución: desde las partículas subatómicas hasta las sociedades)
La vida de las abejas
(de las reinas, los zánganos, las nodrizas, las recolectoras...)
La ética protestante y el espíritu del capitalismo
(la incidencia de la religión en la economía de los países)
Historia de la vida cotidiana de los antiguos romanos
(la vida de los esclavos, de los niños, de las mujeres, de los patronos...)
Historia de los incas
(su agricultura, sus dioses, su sistema administrativo y su encuentro con los españoles)
El planeta viviente
(la vida de nuestro planeta según sus ecosistemas, descritos uno por uno en forma resumida)
Historia del Budismo
(el origen de budismo, sus ramificaciones, su doctrina, sus grandes pensamientos)
Historia de los libertadores de sudamérica.
(el proceso independentista suramericano, su gesta, su desarrollo, sus grandes hombres)
Caníbales y Reyes
(la historia antropológica de la humanidad, los porqués del canibalismo, de la agricultura, de la guerra o del estado)

 

 

 
 

¡Únete a la campaña!

Un Techo Para Mi País

No más niños con frío, no más casitas de cartón sin alcantarilla, AYUDA a construir casas en Chile, México, Argentina, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Brasil, Perú o Uruguay

 

 

© 2007 - 2012 Hipernova.cl | Derechos de copia reservados | Contacto |

visitas desde la creación del sitio