Logo Hipernova.cl
Una explosión de semillas en las húmedas praderas de tu mente



 

 

Ecosistema de las Praderas

PraderaLos árboles requieren para su supervivencia mucha agua; por eso en las zonas donde llueve poco, o donde el suelo es arenoso y el agua se filtra hacia las napas, no hay árboles sino hierba. Las gramíneas son la hierba más abundante del reino vegetal, existen alrededor de 10.000 especies; son relativamente tardías en la línea evolutiva (no existían en la era de los dinosaurios, su edad: 25 millones de años), es decir, son vegetales relativamente nuevos; usan el viento como propagador de sus semillas, por eso sus flores son diminutas y poco llamativas, alzando las espigas a la altura del viento. Lo que más necesitan es luz; son muy resistentes a las sequías, al sol implacable, al fuego, a los mordiscos de los animales, a las inundaciones. La mayoría de las plantas forma una red ramificada para transportar su savia, mientras que las gramíneas la transportan en línea recta; su zona de crecimiento está en la base, por eso, si es que cortan sus tallos vuelve a crecer y no derrama savia inútilmente. No solo crece por semilla sino también por tallos horizontales que emergen del suelo cuando hay un espacio disponible, formando hojas y raíces; debajo de las gramíneas hay una maraña de raíces muy compacta y con una profundidad de varios centímetros, que cumple un rol muy importante a la hora de retener la tierra y evitar que se pierda hacia los ríos con las lluvias, o que se vaya como polvo cuando hay sequía.

Ocupan la cuarta parte de la superficie terrestre: en las pampas, campos, estepas, veld o sabanas, distintos nombres para designar las llanuras de gramíneas, todas tierras muy fértiles, enriquecidas constantemente por cientos de ciclos de vida y renacimiento (lo que no ocurre con tanta frecuencia en los bosques); entre ellas viven otras muchas pequeñas plantas: leguminosas, plantas de bulbo o raíces hinchadas, margaritas, dientes de león; jugosas en las zonas húmedas, secas pero comestibles en las zonas áridas (el altiplano por ejemplo); muy nutritivas para multitud de animales: una hectárea de gramíneas alimenta el mayor peso de materia viviente que cualquier otro tipo de vegetación.

TermiteroEn la hierba también habitan muchos insectos: saltamontes (comen hojas), pulgones y chinches (chupan savia), escarabajos y lombrices (comen hojas muertas). En los herbazales tropicales viven termitas, que han debido adaptarse a un régimen diferente que el de los bosques: hay más luz y menos humedad, si transitaran descubiertas morirían deshidratadas; por eso trabajan durante la noche, o bajo tierra, o bajo pequeños túneles que ellas mismas fabrican. Construyen sus inmensos nichos a veces sobre el suelo, ingeniándoselas para mantener un microclima al excavar hacia abajo y encontrar humedad: se turnan bajando hasta la humedad y el frescor para volver a subir e impregnar el ambiente de humedad y termizarlo con su temperatura. También hay muchas hormigas, que a diferencia de las termitas que son de la familia de las cucarachas, están emparentadas con las avispas. Recogen semillas y las llevan a sus depósitos subterráneos, con frecuencia más grandes aún que los termiteros pero siempre debajo del suelo; éstos llegan a alcanzar los 6 m de profundidad y se extienden hasta por 200 m2; las semillas son trituradas en su interior por hormigas de grandes mandíbulas que así permiten que también las más pequeñas puedan alimentarse; también recogen hojas que sin embargo no comen, sino que con ellas alimentan a hongos, distintos que aquellos presentes en los termiteros, que luego comen directamente. Hay otra variedad de hormigas que ha sabido domesticar a los pulgones, que no aprovechan toda la savia que ingieren porque el resto lo excretan como un líquido “almibarado” que las hormigas comen; forman películas dulces debajo de las plantas; las hormigas los reúnen en rebaños, los protegen de depredadores ahuyentándolos con chorros de ácido fórmico, las azotan con sus antenas para que produzcan más líquido y llegado el tiempo del invierno, llevan todos sus huevos al hormiguero para que iniciada la primavera y nacidos los huevos, los vuelvan a llevar a pastar en las plantas.

Oso HormigueroTodos los insectos citados sirven de alimento a animales más grandes; en sudamérica se alimenta de ellos un animal muy especial por su forma: el oso hormiguero gigante, del tamaño de un perro, peludo y erizado de cola muy larga, de hocico igualmente largo que da forma a su cara aerodinámica, de vista y oído muy débil pero con un olfato insuperable a la hora de encontrar termitas y hormigas; con sus patas amplia la entrada al termitero y entonces mete su hocico y saca su lengua larga hasta 160 veces por minuto. Otro animal que se alimenta de insectos, pero también de frutas y semillas es el armadillo; el campeón de las termitas es el armadillo gigante, mucho menos delicado a la hora de alimentarse: penetra haciendo un túnel y llega directamente hasta el centro del termitero y come de ellas a destajo, inmune a las picaduras de las termitas soldado; este gigante, casi tan grande como el oso hormiguero, se alimenta exclusivamente de termitas. Hay otros armadillos más pequeños que han sabido ampliar su gama alimenticia hasta los polluelos de nido, los saltamontes, los frutos y las raíces. El más pequeño de ellos es capaz de enroscarse hasta formar una pelota blindada del tamaño de un pomelo. Los armadillos se protegen bastante bien de sus potenciales depredadores, zorros y aves; los más grandes con sus poderosas garras cavadoras delanteras y los segundos ya sea enroscándose o cavando rápidamente un agujero.

Los pastizales de la pampa no solo alimentan a insectos; también hay varios roedores herbívoros en sudamérica: las cavias, “pequeñas y marrones, de nariz respingona y sin cola”, construyen galerías y túneles subterráneos desde los cuales comen los tallos jugosos; las vizcachas, roedores del tamaño de un perro spaniel, construyen madrigueras desde las cuales salen a comer al atardecer pero sin alejarse jamás de su escondite y hogar; la mara, parecida a la cavia pero más grande, come a plena luz del día, pues confía en su velocidad y en sus saltos. Todos Ñandú empollandoestos roedores herbívoros tienen varios predadores: las aves caracarás y el zorro de azara cazan cavias; el lobo de crin, de la familia de los cánidos, más parecido a un zorro que a un lobo, también caza roedores, pero además come polluelos, lagartos, saltamontes, raíces y frutos!; tiene una apariencia aún inexplicable pues tiene patas largas (es más alto que largo) que lo facultan para la velocidad pero no se le conoce ningún depredador y no requiere velocidad para alcanzar a las cavias. El animal más grande de la pampa es un ave, el ñandú; es veloz, no puede volar, herbívoro aunque come insectos y roedores; de todos modos su principal alimento es la hierba, llegando a formar manadas en las pampas. Los nidos del ñandú son muy curiosos: además del tamaño de los huevos (10 veces el de una gallina), lo que impacta es su número, es frecuente ver 20 y se han encontrado hasta 80 huevos en un mismo nido; el macho es polígamo, y es él quien se encarga de incubar los huevos y defender el nido; despeja para ello un área de la pampa y la cubre con hojas muertas, entonces inicia su cortejo como un baile alrededor de ellas moviendo su cuello agitado hasta que llegan a entrelazar sus cuellos; entonces la hembra se muestra dispuesta y es fecundada; las hembras vuelven más tarde a visitar al macho que se halla incubando los huevos, éste se para que cada una deposite su huevo, si hay atochamiento la hembra lo deposita en las cercanías del nido, porque el macho lo acarreará luego; a veces hay tantos huevos que el macho tiene que sacar y dejar podrir algunos.

Existen más aves en la pampa que sin embargo no tienen la misma tranquilidad para incubar y criar los polluelos; tienen que ingeniárselas para protegerse de los numerosos depredadores. El hornero, ave nacional de Argentina, construye nidos casi invulnerables en árboles aislados de la Chorlitejospampa, mezclando barro con hierba y formando una esfera dura como la piedra con una entrada tan ajustada y alejada de los huevos que hace que muy difícilmente un hocico o una zarpa alcancen las crías. El colaptes, un tipo de carpintero comedor de hormigas prefiere hacer sus nidos en la superficie externa de los termiteros, de tal modo que las termitas se encargan de taponar por el interior la superficie dañada. Los mochuelos aprovechan los agujeros de vizcachas y armadillos, aunque si no los encuentran son capaces de cavar agujeros por su cuenta; los mochuelos parecen los centinelas de las vizcachas: si alguien se acerca, saltan y miran feroces al intruso, pero si éste se acerca demasiado se internan rápidamente en su refugio. El caracará, ave rapaz, prefiere los árboles para anidar, pero si no los encuentra nidifica en el suelo: es un hábil defensor preparado para ahuyentar a la mayoría de los animales: come serpientes y lagartos. El chorlitejo es un ave que se caracteriza por sus técnicas de defensa de las crías: como es pequeña y no tiene un pico capaz de hacer hoyos ni garras como para protegerse: ataca directamente y en vuelo al agresor cercano al nido, cae reiteradamente chillando y batiendo sus alas; si esto falla, se hace el herido en el suelo, con un ala desplegada y cojitranca, esto supone que atraerá al intruso hacia él y no hacia el nido, pues cuando se le acercan emprende rápidamente el vuelo. También puede simular estar preparando su nido en un sitio alejado del verdadero, recogiendo briznas: esto también atraerá la atención de cualquier intruso. Finalmente, de todos modos sus huevos y polluelos están muy bien camuflados; hay tantos chorlitejos en la pampa que su chillido es el más frecuente y conocido.

La pampa se extiende hasta el límite con la Amazonía, unos 3000 kms. Pasados los bosques tropicales empiezan nuevamente los pastizales, los llanos venezolanos en torno al Orinoco. En diciembre los llanos se parecen mucho a la pampa: planicies muy extensas de pastizales, chorlitejos, caracarás; pero no se encontrarán ni cavias ni vizcachas, ni sus madrigueras y túneles carácterísticos. Llueve tanto en invierno que se hace imposible la sobrevivencia de cualquier roedor de madriguera, que toda la arcilla gruesa que compone la tierra se inunda: por eso hay muy pocos árboles, porque sus raíces se anegarían. Los llanos inundados acogen al roedor más grande del planeta, la capibara, o cerdo del Orinoco; se lo encuentra desde las pampas Argentinas hasta los llanos, incluyendo la selva amazónica, es herbívoro y anfibio; se junta en manadas de 20 o 30 individuos que disfrutan casi para ellos solos todos los llanos inundados; se alimenta de plantas acuáticas y hierbas.

Bisonte en la praderaMás al norte, desde Panamá hasta el sur de México todo está poblado nuevamente de árboles; los pastizales reaparecen recién en los Estados Unidos, en el sur de Texas, extendiéndose en una banda latitudinal de 3000 km y de mil km longitudinal., hasta el “borde meridional de los bosques septentrionales”. En estas praderas hay pocas termitas y no existen comedores especializados de hormigas, pero sí multitud de aves “equivalentes a los de la pampa”: en vez de vizcachas perritos de las praderas, en vez del zorro de azara el coyote, en vez del caracará el búteo de cola roja. La gran diferencia es que el gran herbívoro no es el ñandú, un ave, sino un mamífero de gran tamaño: el bisonte. Es un rumiante que colonizó norteamérica atravesando el estrecho de Behring; debido a la selva del itsmo de Panamá los rumiantes llegaron muy poco a sudamérica, cuyos únicos representantes eran algunas especies de siervos y las llamas. Al igual que las termitas, los rumiantes poseen un caldo bacteriano en uno de los cuartos de su estómago que digieren la difícil celulosa; allí se forman pelotillas que se regurgitan una a una y se mascan nuevamente hasta volver a ingresar al estómago, pero a otro cuarto donde finalmente es redigerida hasta ingresar al organismo. El bisonte es el animal de más grande de América, mide más de dos metros y un adulto pesa 1000 kg.; Norteamérica contaba, según estimaciones, con más de 30 millones de ejemplares de bisonte antes del comienzo de su eliminación. Las tribus de las llanuras vivían casi exclusivamente del bisonte: carne, pieles, cuerdas, bolsas, tiendas, casi todo provenía del bisonte que era reverenciado entre sus dioses. Los cazaban con arco y flecha, pero solo los que necesitaban. La matanza empezó en la década de los 30 del s. XIX: se querían reemplazar los pastizales por hierbas más comerciales, se quería eliminar a los indios, y se querían introducir animales más comerciales, como las vacas, que además de carne proporcionan leche. A finales de ese siglo no quedaban más que 1000 bisontes! Hasta que se inició un plan para conservarlos. El bisonte no era el único rumiante pues las praderas también alimentaban al berrendo, un antílope más vulnerable a los depredadores que tuvo que desarrollar su velocidad; también fue casi totalmente erradicado.

BlesbokEn Asia central también hay grandes praderas, en la misma latitud, solo que no son tan fértiles por su situación tan alejada de las costas, en pleno centro de un vasto continente; en verano predomina el polvo, y en invierno la nieve, pero de todos modos crece hierba suficiente como para alimentar a grandes manadas. Allí vive también un antílope que casi se extingue por la cacería humana: las saigas; tienen el tamaño de una oveja con una cabeza peculiar que sugiere al mismo tiempo un camello y un cerdo: trompudos y con las fosas nasales anchas y gruesas, se supone que para humedecer y calentar el aire y para filtrar el polvo; cuernos simples, no muy largos y solo presentes en los machos; presienten con habilidad las ventiscas, por eso saben apurar su paso cuando es necesario; las hembras son muy fecundas, pariendo gemelos las tres cuartas partes de los partos, capaces de preñarse a los cuatro meses, cuando no han terminado su crecimiento, y de seguir creciendo luego. En África del sur también hubo grandes matanzas de herbívoros, en el Veld, pero con la diferencia de que una de las especies no logró salvarse: la cebra quagga; existe en África una diversidad mayor de rumiantes que en ninguna otra zona: antílopes saltadores, blesboks, alcelafos, ñúes; también otro tipo de herbívoros como las cebras, emparentadas con los caballos. Las mayores concentraciones de herbívoros salvajes se encuentran en el África oriental, donde hay poca posibilidad de cultivo por su suelo pobre y por la escasez de lluvias; la fauna y los pastizales se han mantenido intactos. La sabana es un tipo especial de pastizal ya que es frecuente encontrar árboles, como los baobabs, capaces de retener agua en sus troncos hinchados, por sus ríos tan abundantes seguidos en su largo por bosques; hay además mucha diversidad de animales casi todos exclusivamente africanos; hay varios herbívoros: gacelas e impalas, pequeños, elands, antílopes ruanos, topis, entre los grandes, jirafas especializadas en comer hojas altas y espinosas. También hay “gigantes no rumiantes” como el rinoceronte o el elefante. Hay también grandes migraciones, numerosísimas como la de los ñús, viajando más de 200 km. hasta llegar a Mara, en el sur de Kenia; en su trayecto muchos mueren emboscados por leones y cocodrilos, pero se ha calculado que el agua y los suelos resbaladizos matan más ñúes que sus depredadores; en total viajan como un millón de ñúes, acompañados por gacelas y cebras.

Los rumiantes son los herbívoros más exitosos, por su número y la variedad de especies; han sabido adaptarse muy bien a las condiciones, han aprendido a correr, a saltar, a estar alertas, a protegerse; sus dientes, con todo el desgaste de la masticación constante que a veces incluye arena o piedrecillas, no paran nunca de crecer. Pero su éxito ha cambiado también la topografía de muchas zonas: la selva debe ceder a los rumiantes, pues cuando cae algún árbol de su límite no logra repoblarse como es lo normal, porque los grandes herbívoros se encargan de pisotear todas las pequeñas plantas que reconformarían el bosque, dando lugar a los pastizales.

Si te gustó compártelo:
 
 

 

Basado en:
El Planeta viviente
David Attenborough

1.- Ecosistemas Calientes

2.- Ecosistemas Fríos

3.- La vida en los Bosques Templados

4.- Vida en los Bosques Tropicales

5.- Ecosistema de los Pastizales

6.- La vida en los desiertos

7.- Ecosistemas Aéreos

8.- Ecosistemas Lacustres

9.- La vida en el barro

10.- Ecosistemas Insulares

11.- Ecosistemas Marinos

 

Suscríbete a Hipernova!!
(es gratis, rápido y confiable!)

Ingresa tu email:

Delivered by FeedBurner


Google


Artículos:

Las energías renovables y el abastecimiento futuro
Este tipo de energías no podrán por si solas abastecer la demanda y cuidar el medioambiente
El dólar en El Salvador y Ecuador
Su evolución es estos dos países, las metas inflacionarias, ¿resultó?
La Influenza
Desde la pandemia de 1918 hasta las más recientes investigaciones.
El cacao
Su producción, su flor, su árbol y mucho más.
Dieta y longevidad
Comer menos alarga la vida, ¡está demostrado!
Plantas medicinales del Perú

Según el cronista español Manuel A. Fuentes (1861)
¿Gasolina producida a partir de CO2?
Un descubrimiento prometedor!
Pancho Villa.
Breve historia del héroe Mexicano
Resumen de la Ley de Drogas y Estupefacientes (Chile)
(lo legal y lo ilegal, conoce tus derechos)
El cigarrillo y la nicotina
Sustancias nocivas y un inesperado efecto benéfico de la nicotina.
El arsénico.
Veneno y ¿remedio?
Andrés Bello.
Breve reseña de su vida y su obra
Flores, jardines y parques
(fotos)
Yo soy Pablo Neruda

(video)
Entrevistas a Salvador Dalí
(videos)
Colección de fotos de Monos
(fotos)
Valparaíso Antigüo
(fotos)
Pinturas Surrealistas de pintores vivos
(fotos)
Fotofusión con Photoshop
(fotos)
La ciencia primitiva
(rituales, plantas, matrimonios, costumbres, entierros, una buena intro para conocer el mundo aborígen)
La historia de los mapuches

(cómo vivían, se organizaban, festejaban...)
La historia del LSD

(contada por su descubridor: Hoffman)
La vida, un estadio intermedio
(la evolución: desde las partículas subatómicas hasta las sociedades)
La vida de las abejas
(de las reinas, los zánganos, las nodrizas, las recolectoras...)
La ética protestante y el espíritu del capitalismo
(la incidencia de la religión en la economía de los países)
Historia de la vida cotidiana de los antiguos romanos
(la vida de los esclavos, de los niños, de las mujeres, de los patronos...)
Historia de los incas
(su agricultura, sus dioses, su sistema administrativo y su encuentro con los españoles)
El planeta viviente
(la vida de nuestro planeta según sus ecosistemas, descritos uno por uno en forma resumida)
Historia del Budismo
(el origen de budismo, sus ramificaciones, su doctrina, sus grandes pensamientos)
Historia de los libertadores de sudamérica.
(el proceso independentista suramericano, su gesta, su desarrollo, sus grandes hombres)
Caníbales y Reyes
(la historia antropológica de la humanidad, los porqués del canibalismo, de la agricultura, de la guerra o del estado)

 

 

 
 

¡Únete a la campaña!

Un Techo Para Mi País

No más niños con frío, no más casitas de cartón sin alcantarilla, AYUDA a construir casas en Chile, México, Argentina, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Brasil, Perú o Uruguay

 

 

© 2007 - 2012 Hipernova.cl | Derechos de copia reservados | Contacto |

visitas desde la creación del sitio